martes, 23 de agosto de 2011

El hijo prodigo


En este drama basado en la parábola bíblica del hijo pródigo, la gran sacerdotisa de una secta pagana (Lana Turner) emplea sus más viles artimañas para seducir a un humilde labriego hebreo (Edmund Purdom) y apartarlo de su fe. Los lujosos decorados que reproducían Tierra Santa hacia el año 70 a.C. ocuparon cuatro grandes estudios de sonido de la Metro, y el director Richard Thorpe (Ivanhoe, Los caballeros del rey Arturol) utilizó miles de extras para recrear una realidad que reflejara toda el hambre, la pobreza y el descontento que podía caber en una pantalla panorámica de CinemaScope. Pero la estrella de este fastuoso espectáculo visual sigue siendo Lana Turner, resplandeciente en enjoyados ropajes que dejan ver sus encantos, capaces de arrastrar a un fiel creyente a renunciar a sus más firmes convicciones.


"Examinadlo todo, retened lo bueno y desechad lo malo"

1 Comentário:

Anónimo dijo...

son buenisimas y tienen tremenda encenanza

Publicar un comentario

Seguidores